Actualmente las redes sociales son  imprescindibles para todas las empresas y marcas. Pero manejarlas no es cualquier cosa…

Debe seguirse un plan de marketing, conocer cada una de sus potencialidades y saber cómo y cuándo utilizarlas. Puedes contratar a un profesional en el área  pero aprender a usarlas tu mismo no es imposible ya que puedes seguir cursos, estudiar y documentarte sobre ellas.

¿Razones para hacerlo?

El portal Statista calcula que lo que va de 2018, existen más de 2400 millones de usuarios activos en las redes sociales.De estos, un 40% usa las redes para investigar sobre productos y servicios, y el porcentaje va creciendo día a día.

Twitter, Facebook, Instagram y Pinterest se han convertido en los principales canales de comunicación online con los clientes, creando comunidades y generando acciones que impulsen su deseo de comprar tus productos.

Como ves, las redes sociales son una herramienta que debes explotar desde ya.

La idea es aprovecharlas al máximo y lograr tus objetivos como darte a conocer, aumentar tu cartera de clientes, subir tus ventas, posicionar tu marca, entre otros.

Para parecer un experto en el manejo de tus redes tienes que saber unos truquitos que aquí en el Abuelo Digital te compartiremos…

Aprende a desarrollar una estrategia de contenido

Es lo más básico: debes producir contenido que atraiga a tus clientes y a la vez promocione la identidad de tu marca.

Lo primero que debes pensar es a qué público quieres llegarle, cuales redes  usarás y según esto, adaptar el mensaje.

Algunos ejemplos de contenido son: Blogs, descuentos, ofertas, concursos, videos, infografías, preguntas y respuestas, juegos…

Escoge las que más te gusten, prueba la recepción del público y varíalas, para evitar que tu público se aburra de lo mismo.

No publiques por publicar, dale a tus clientes contenido de calidad y de valor, ponle el toque especial de tu empresa, trata de diferenciarte y crear tu propia “personalidad”.

Abre tu cuenta en varias redes

No te aferres a ninguna red, ya que, aunque no lo parezca, cada una tiene un público diferente…

Por ejemplo, nuevos datos confirman que los más jóvenes prefieren Instagram y los más adultos quieren más a Facebook.

Twitter en cambio es la preferida de los periodistas, escritores y adictos a la noticia.

Entonces, para pescar más personas debes tener presencia en al menos 2 redes sociales diferentes.

Analiza cuáles te convienen más y únete a ellas según los objetivos de tu empresa.

Dato importante: Al principio enfócate en una sola y fortalécela.

Publica con frecuencia

No tengas miedo de parecer fastidioso, debes publicar por lo mínimo 1 vez al día  en las redes sociales y más si estás empezando a darte a conocer.

Así los usuarios sabrán que estás “presente” para cualquier pregunta, duda o interacción contigo.

Por supuesto que la frecuencia diaria es diferente según el tipo de red que usas.

De manera general, en el caso de Twitter se recomienda publicar entre 1 y 3 pm, Instagram entre 5 y 6 pm, Facebook, entre 1 y 4pm.

Los viernes son los mejores días para causar impacto en tus redes.

Claro, que hay variantes y otros horarios que se pueden usar, a medida que vayas ganando seguidores.

Pon el enlace de tu página principal en tus perfiles de redes

Para evitar que el público se pierda y no pueda encontrar tu blog, canal de Youtube, tienda o página web coloca el link directo en los perfiles de tus redes.

Procura usar el mismo nombre en todas, para no confundir y posicionar el nombre de tu empresa.

A su vez, no olvides colocar todas tus redes sociales en tu página.

Conoce a tu público y sus necesidades

Busca, lee, investiga, estudia todo lo que puedas sobre el sector en el que estás, su público e intereses.

Analiza con detenimiento los datos que recopiles y de acuerdo a esto planea tus próximos pasos.

Algunas herramientas que pueden ayudarte a saber más sobre esto, son Sumall y Google Analytics, porque te dan informes, análisis y alertas sobre el tráfico de tu web, el público y las redes sociales.

No seas un robot

Demuestra sentimientos, emociones, calidez y amabilidad con tus seguidores. Agradece, ten humor y evita que la fama se “te suba a la cabeza”

Por favor, no respondas siempre lo mismo, ponle ingenio a tus mensajes y publicaciones. Aunque parezca evidente, manifiesta que eres humano, eso creará una conexión especial entre tú y tus clientes, asegurando fidelidad.

Tus clientes buscan alguien que esté allí, contestando sus inquietudes lo más rápido posible. Así que mantente atento y disponible para aclarar cualquier duda a tiempo.

La inmediatez es una de las cosas que más valoran los consumidores. Además si hay algún problema o reclamo podrás gestionarlo desde el principio antes que se convierta en algo más grave y que afecte tu reputación.

Anótalo como un mantra: Nunca debo dejar de responder.

No uses demasiados hashtags

Coloca solamente las etiquetas que tengan que ver con tu mensaje y/o marca. Ni se ocurra usar hashtags que no tengan que ver con tu tema porque son “tendencia” del día.

Eso se llama spam y está mal visto en las redes.

Publica contenido de otras páginas y/o influencers

Para que la gente no se aburra, ofrécele variedad publicando textos buenos de otros usuarios o personalidades, que te parezcan importantes y agreguen valor a tu perfil.

Preferiblemente deben ser de la misma temática que tratas en tu página.

No seas indolente

Mantente conectado con el mundo a tu alrededor y muéstralo.

Tragedias,  masacres, conflictos, desastres naturales, deben ser publicadas en tus redes para manifestar tu solidaridad.

El experto Andrés Gananci en su portal afirma que durante esos días está prohibido publicar contenido que no tenga que ver con esa tragedia.

Publica videos e imágenes divertidas

Saca provecho de las herramientas multimedia y haz videos, imágenes que sean graciosos y ocurrentes, y que tengan que ver con tu tema.

Si no tienes todavía las herramientas para hacerlo, puedes tomar algunos memes o videos que ruedan por internet y colocarle un mensaje que lo relacione con tu marca.

Share This