En la actualidad, los Smartphone se han convertido en una herramienta crucial en las vidas de las personas.

Sus innumerables funciones y aplicaciones ayudan a facilitar el día a día.

Son pocas las personas que no utilizan tu teléfono para cualquier actividad diaria.

Sus nuevos diseños y capacidades los hacen cada vez más atractivos.

Ahora bien, no todo puede ser color de rosa…

Si bien la capacidad y desarrollo del equipo dependerá de su categoría y marca, las funciones primordiales ya vienen preinstaladas.

Adicionalmente, es posible descargar otras funciones o aplicaciones necesarias.

En definitiva,  este invento ha contribuido en el desarrollo cientos de nuestras actividades, tanto laborales como sociales, escolares, recreativas, entre otras.

Sin embargo, algunas fallas en su diseño tienden a causar dolores de cabeza.

Sobre todo la duración de la batería…

Cuando menos lo esperemos, este componente comienza a desgastarse o averiarse con mucha rapidez. Ahora te explicaremos por qué.

Smartphone y baterías

Los Smartphone vienen equipados con baterías de litio.

Estos son dispositivos pequeños diseñados para albergar la carga eléctrica.

Su tamaño las hace ideales para equipos celulares, tablets y laptops.

Su resistencia a la descarga, ligereza y capacidad para almacenar energía son una de las cualidades principales de la batería de litio.

Su estructura química le permite regenerarse por ciclos indefinidos.

Sin embargo, a pesar de que su estructura química esta calibrada muchas veces suelen fallar antes de tiempo.

Es decir, comienzan a perder su capacidad de almacenamiento.

El déficit de funcionamiento y durabilidad se debe a ciertos factores.

Por ejemplo, carga excesiva, exposición a temperaturas elevadas, periodos de carga interrumpidos, entre otros.

De seguro te ha ocurrido que tu teléfono se queda sin batería justo en el momento en que más lo necesitas.

Lo sé, puede ser desesperante…

Por eso, ahora repasaremos cómo puede mejorar su rendimiento.

Recomendaciones que deberás seguir

Puede que uno de los mayores atractivos de los teléfonos inteligentes sean las apps.

Muchas de estas aplicaciones son utilizadas diariamente, mientras que otras no tanto.

Ahora, aquellas aplicaciones que fueron abiertas por curiosidad, equivocación o simplemente porque las dejamos olvidadas seguirán funcionando en segundo plano.

¿Sabes qué significa?

Seguirán consumiendo datos y batería…

Para evitar que esto suceda, lo recomendable es restringir el uso de datos móviles a ciertas aplicaciones que fueron dejadas en segundo plano.

Esto reducirá el consumo extra de energía eléctrica.

La diferencia no solo será visible en el porcentaje de batería de tu Smartphone, también en su desempeño y rendimiento.

Dicho esto, debes saber que si buscas ahorrar batería es recomendable seguir los siguientes consejos.

4 consejos para mejorar la durabilidad de la batería

1.Reducir notificaciones.

Los avisos de ciertas aplicaciones como WhatsApp y redes sociales como Twitter, Facebook e Instagram contribuyen al desgaste de la batería.

Reducir su funcionabilidad por algunos periodos incrementará la duración de la última carga.

2.Reduce el uso de datos.

Reducir el uso de datos es una solución simple y eficiente para reducir el desgaste de la batería.

Para determinar que App está consumiendo más datos y energía solo se debe ingresar al menú de ajustes o configuración hasta llegar a la opción de “uso de datos”.

Luego de haber ingresado en esta sección, se desplegarán todas las aplicaciones descargadas con los índices de consumo.

Una vez detectadas, se debe ingresar en ellas para habilitarlas o deshabilitarla, según sea el caso.

Si son aplicaciones en segundo plano lo mejor será restringir el consumo de datos.

Esto ayudará a alargar la carga de la batería.

3.Ajustar el brillo

Si bien las aplicaciones consumen una cantidad de energía considerable, la pantalla es quien se lleva todo el crédito.

Especialmente si tu dispositivo móvil pose una resolución HD o QHD.

Lo aconsejable es bajar el brillo o intensidad.

Una pantalla con el brillo al 100% no solo afectará la batería, también los ojos.

Lo ideal es bajar el nivel a un 20%.

Esto permite observar todo en la pantalla reduce el consumo de batería y el daño a la vista.

Mantener el brillo al máximo en el dispositivo móvil consumirá con rapidez la carga de la batería. Sin contar que no se hayan hecho los ajustes mencionados.

4.Desactivar el WIFI

Es usual que al salir de casa u otro lugar se activen los datos móviles sin que se desactive la conexión WIFI del Smartphone.

Esto hace que el dispositivo pase ese periodo buscando una conexión de este tipo.

Al estar en una búsqueda constante de redes WIFI, el teléfono comenzará a desgastar la energía eléctrica restante.

Otras de las funciones del equipo que deben desactivarse fuera de WIFI son el sistema Bluetooth o NFC y GPS.

Estas funciones consumen recursos energéticos innecesarios sin siquiera ser utilizadas.  Es por ello que limitar las capacidades del equipo aumentará la utilidad de la batería.

Recomendaciones simples como reducir las notificaciones, consumo de datos, el brillo de la pantalla entre otros incrementará significativamente la durabilidad de la batería, especialmente si ya está deficiente.

Sigue leyendo: Conoce el nuevo 9.7 inch iPad que puedes usar con un Apple Pencil

Share This